El Fondo de Recuperación Next Generation EU. (parte II)

Reparto de los Fondos

La Unión Europea centra sus esfuerzos en recuperar el crecimiento de las economías de los Estados Miembros, así como volver a las tasas de empleo anteriores al COVID-19 y todo esto con el objetivo de impulsar un crecimiento sostenible. Para ello el Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia (MRR) se ha fijado 4 ejes de actuación muy en consonancia con los ODS de Naciones Unidas. La cohesión económica, social y territorial de la Unión, la transición a una economía ecológica y digital, la resiliencia y capacidad de adaptación de sus miembros. Y, por último, aunque no menos importante, amortiguar las consecuencias de la crisis provocada por la pandemia en las economías y sus ciudadanos.

La EU pretende garantizar un apoyo financiero a los Estados Miembros en función del deterioro económico provocado por la pandemia. Por lo tanto, la base fundamental sobre los que realiza los cálculos redistributivos entre los distintos Estados, es la medida en que ha afectado a la economía de cada uno de ellos, las restricciones de la actividad para combatir el COVID-19.

Para realizar estos cálculos, el Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia (MRR) ponderará dos factores sobre los que otorgará los fondos. El primero tomará como base los indicadores económicos previos a la pandemia y sobre estos asignará un 70% de la partida destinada a cada estado. El segundo, el 30% restante, será asignado en base a los indicadores de la evolución económica entre 2020 y 2022, año este último en que se fijará la cuantía exacta de estos.

Como primera premisa, a los Estados Miembros se les exige la redacción de un Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia que diseñe con que proyectos de inversión y reformas se pretenden alcanzar los objetivos marcados en el plan. Sin perder de vista los ejes vertebradores definidos en la Estrategia Anual de Crecimiento Sostenible: la sostenibilidad medioambiental, la productividad, la equidad y la estabilidad macroeconómica.

El Gobierno Español estima que recibirá aproximadamente 60.000 millones de euros en concepto de transferencias no reembolsables y un máximo de 80.000 millones de euros en préstamos. Estas estimaciones se han calculado en función de los indicadores que el gobierno ha considerado que se aplicarán para la realización de los cómputos de distribución de los fondos del MRR.

El primer tramo del MMR, correspondiente al 70% de las transferencias no reembolsables, deberá ser transferido por la CE entre los años 2021-2022. Mientras que el segundo tramo correspondiente al 30% de las anteriores, deberá ser transferido íntegramente en 2023 y tendrá un plazo de ejecución obligatoria que durará hasta el 2026.

La estimación que baraja el Gobierno de España sobre los fondos que recibirá del REACT UE ronda los 12.000 millones de euros para el periodo 2021-2022 y estos deberán ser ejecutados obligatoriamente durante los mismos.

El Gobierno de España pretende acelerar la economía poniendo en el mercado el máximo disponible correspondiente las transferencias no reembolsables, estimado en 70.000 millones de euros. La intención declarada, es optimizar este esfuerzo lanzando la totalidad de los fondos en tan solo tres años, 2021-2022-2023. Sirviendo esta inyección en la economía como motor de arranque de la misma. Con posterioridad a esta, pretende solicitar los prestamos reembolsables que puedan sostener el ritmo que se proyecta alcanzar.

Raúl Morales del Piñal de Castilla UTE OFICOMEX-ATD

(Fuente: Gobierno de España, Next Generation EU)

Los comentarios están cerrados.