El Fondo de Recuperación Next Generation EU. (parte I)

La constitución del Fondo

La pandemia del COVID-19 ha provocado una crisis sin precedentes a nivel mundial que amenaza con el colapso de las economías de gran número de países. El mundo se encuentra ante una situación excepcional por varios motivos, el primero de ellos es la falta de experiencia ante situaciones similares y por lo tanto la carencia de fórmulas de éxito aplicables para la salida de esta. El efecto tractor de las economías más potentes no es suficiente, pues carecen del músculo necesario para tirar de las débiles como sucedió en ocasiones precedentes, al estar afectadas también estás por la pandemia. Todo ello provoca un efecto dominó que hace tambalear los cimientos de las sociedades, tanto avanzadas como poco desarrolladas.

Para Europa esto constituye un desafío de proporciones históricas. La UE y los Estados miembros que la conforman, se han visto obligados a adoptar medidas de emergencia con el fin de evitar el colapso de sus economías al tiempo que salvaguardan la vida de sus ciudadanos. Esto motivó que el Consejo Europeo autorizara a la Comisión Europea a acudir al mercado para financiarse hasta un monto total de 750.000 millones de euros a favor de la Unión Europea, con la intención de dar una respuesta conjunta a las necesidades de las economías de sus países miembros. 

El 21 de junio de 2020 se acordó crear un instrumento que canalizará estas ayudas a través del Fondo de Recuperación Next Generation, el cual facilitará a sus miembros transferencias no reembolsables por un importe máximo de 390.000 millones de euros y prestamos reembolsables por 360.000 millones de euros.

Para entender la excepcionalidad de este instrumento financiero cabe compararlo con la dotación presupuestada en el 9º Acuerdo Marco, Horizonte Europa, por un importe de 96.000 millones de euros, tan solo un 12,8% de los fondos que Next Generation va a poner en circulación en el mercado comunitario.

Next Generation contará a su vez con varios instrumentos canalizadores de estos fondos, siendo los de mayor potencia:

El Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia (MRR) que se conforma como eje central del Fondo de Recuperación con una dotación de 672.500 millones de euros, de los cuales 360.000 millones se destinarán a préstamos y 312.500 millones de euros se constituirán como transferencias no reembolsables. Su finalidad es apoyar la inversión y las reformas en los Estados Miembros para lograr una recuperación sostenible y resiliente, al tiempo que se promueven las prioridades ecológicas y digitales de la Unión.

El REACT EU está dotado con 47.500 millones de euros. Los fondos de REACT EU operan como fondos estructurales, pero con mayor flexibilidad y agilidad en su ejecución. REACT EU promoverá la recuperación ecológica, digital y resiliente de la economía.

De esta forma la Unión Europea pretende convertirse en el motor de arranque de las economías de los países que lo conforman inyectando liquidez en sus mercados, paralizados por los efectos de esta crisis mundial.

Raúl Morales del Piñal de Castilla UTE OFICOMEX-ATD

17/09/2021

(Fuente: Gobierno de España, Next Generation EU)

Los comentarios están cerrados.