Selección de mercados para la internacionalización.

Son muchas dudas las que asaltan a las que las empresas que han decidido iniciar su proceso de apertura a mercados exteriores. Entre ellas ¿Estamos preparados? ¿Dónde vamos? ¿Qué estrategia debemos seguir? Y la respuesta a estas preguntas requiere de un ejercicio de análisis y reflexión pero, también, de la aplicación, más o menos sistemática, de una metodología que nos permita tomar decisiones basadas en datos objetivos.

Supongamos que la empresa ya ha realizado el ejercicio de análisis diagnóstico y este refleja que está preparada para abordar la internacionalización. La siguiente pregunta es “Y, ¿Dónde vamos?”

Y es esta una decisión clave en el proceso de internacionalización que no se puede dejar únicamente en manos de criterios tales como “Mi competencia ya exporta a Francia” o “Me han dicho que hay oportunidades en Latinoamérica para mis servicios” o “He leído que Estados Unidos es un país atractivo para mi producto”. Cada empresa tiene una oferta exportable distinta, unos recursos distintos, una capacidad de producción distinta, etc. lo que conlleva la necesidad de hacer un estudio sistemático individual para determinar donde centrar los esfuerzos.

Para realizar la selección de mercados podemos considerar una serie de etapas:

1. El mundo es muy grande: Es importante hacer una primera preselección.

Partiendo de todos los países del mundo, en base a indicadores macro, podemos reducir la lista a unos 15 -20 países que estudiar en mayor profundidad.

Este primer filtro,  para considerar que los países son de nuestro interés, podemos realizarlo según indicadores  a los que marcar un umbral mínimo, por ejemplo: PIB del país o PIB per cápita (seleccionando países con buenos datos económicos y con alta capacidad adquisitiva), un mínimo de población (para asegurar un mayor mercado), un riesgo comercial o político bajo u otros factores como afinidad cultural (países de habla hispana, pertenencia a Unión Europea), etc.

2. Ya tenemos un número más reducido de países que a priori nos interesan: Es hora de compararlos.

Una vez con una lista “corta” de países de interés, realizamos una nueva selección de indicadores que estudiaremos para cada país y que nos permitirá realizar una comparación entre los mismos. Lo ideal, es contar con dos tipos de indicadores:

  • Indicadores macro, que miden el atractivo de mercado: es decir, criterios relativos a características económicas y de cualquier otro tipo, que señalan si un país es lo suficientemente atractivo para que las empresas extranjeras lo tomen en consideración a la hora de planificar su internacionalización (independientemente de su actividad). Así, son indicadores del atractivo de mercado, entre otros: tamaño de mercado (Ej. población), condiciones macroeconómicas (Ej. Evolución del PIB), riesgos comerciales y/o políticos (Ej. Clasificación de riesgos por aseguradoras como COFACE o CESCE), facilidades para hacer negocios (EJ. Posición en el Ranking Doing Business de Banco Mundial), etc.
  • Indicadores sectoriales, que miden la fuerza competidora: es decir, criterios cuantificables y comparables entre los distintos países que nos sirvan para medir la potencialidad del mercado analizado para la empresa. Así, dependiendo de la actividad de nuestra empresa podemos seleccionar indicadores diversos.

Por ejemplo, si exportamos un producto fresco orgánico, podemos contar con indicadores de importaciones totales y/o de España de nuestro TARIC, o la evolución de importaciones en un determinado periodo viendo así la tendencia de compra, precio medio de venta, consumo anual de productos orgánicos por persona en el país, etc.

Si, por el contrario, exportamos un servicio TIC, podemos analizar datos del desarrollo tecnológico del país, Índice de Gobierno electrónico, existencia de empresas tecnológicas tractoras, etc.

3. Ya tengo la información de interés de cada país y puedo analizar la misma pero ¿cada indicador tiene el mismo peso en mi decisión?

Para nuestra empresa, puede que cada uno de los criterios de análisis no tenga el mismo valor en la decisión final y, por ello, debemos pensar si queremos otorgar diferente peso a cada indicador. Puede que, para nosotros, sea importante el volumen de importaciones absoluto actual o puede, quizá, ser más importante que las importaciones tengan una tendencia creciente  (aunque el volumen anual de importación aun sea inferior que en otros mercados). 

4. Por último, es hora de decidir a qué países nos dirigimos.

Con la puntuación final en atractivo de mercado y fuerza competidora por cada país, podemos elaborar un ranking de países de mayor a menor interés para nuestra empresa.

Pero, a su vez, podemos realizar una matriz donde, en un eje, se reflejen las puntuaciones obtenidas por los países en los criterios macro (atractivo de mercado) y, en el otro eje, se reflejen las puntuaciones obtenidas por los países en los criterios sectoriales (fuerza competidora).

Y así, de una forma gráfica, podremos reflexionar sobre si a nuestra empresa le interesan mercados con alto o bajo atractivo de mercado y/ con alto o baja fuerza competidora. Dependiendo del grado de especialización de una empresa le interesarán países más maduros o desarrollados (si la empresa es capaz de competir por tamaño, diferenciación, innovación, etc.) o países menos maduros para el sector, con menos dificultades para competir, etc.

Estos pasos, pueden ser de aplicación, tanto para una empresa que aun no tiene experiencia internacional como para una empresa que si la tiene (por la propia empresa o a través de la experiencia de su equipo).  En ambos casos, en la selección final de países, se pueden considerar otros elementos de análisis (como la experiencia previa positiva o negativa de la empresa en una región o país, existencia de apoyo en el mismo o la previa identificación de potenciales socios en el mercado, etc.) para la selección final.

¿Te atreves a realizar la selección de mercados para tu empresa? Si no, siempre podrás contar con el apoyo de Extenda, a través de su Programa de Estrategia y Acción Internacional en el que un consultor te facilitará el proceso.  Infórmate en estrategia@extenda.es

Reyes Farfán López

Socia Track Global Solutions S.L

Consultora del Programa de estrategia y acción internacional Extenda.

Los comentarios están cerrados.