Muchos seguidores y CERO ventas ¿Realmente se puede vender online?

Si tienes un negocio online sabrás que las redes sociales son una de las herramientas con mayor potencial para el posicionamiento de tu marca. Especialmente, cuando nos dirigimos a un segmento de público con gran porcentaje de edades jóvenes, las redes sociales se convierten en la gran aliada para generar contenido de interés que atraiga su atención y genere una relación de confianza.

A través de ellas, probablemente buscarás encontrar tu principal fuente de captación de público para conseguir ventas, algo que te ayudará generando una masa considerable de usuarios, pero ¿qué hacer cuando ya tienes una notable comunidad de seguidores? ¿piensas que realmente se puede vender online a través de redes sociales?

A través de este post queremos darte respuesta a estas preguntas y ofrecerte el camino a seguir para convertir tus redes sociales en una herramienta más para guiar al usuario hacia la conversión y generar ventas a través de ellas.

Antes de darte una hoja de ruta, debemos repasar una serie de conceptos que debes tener claros antes de trabajar una sólida estrategia digital:

  • Inbound Marketing: es la metodología que te permitirá atraer la atención del usuario y captar clientes a través de contenido de valor a medida de tu público potencial. Con ella, podremos guiar al usuario desde el interés inicial hasta la conversión final a través del contenido, el cual será nuestra principal herramienta para lograr captar clientes.

Esta metodología está basada en cuatro fases, que son las que atraviesa el consumidor en su proceso de compra:

  1. Fase de captación→ Atracción
  2. Fase de consideración → Convertir
  3. Fase de conversión → Vender
  4. Fase de retención y recomendación → Fidelizar
  • Buyer persona: es la representación de nuestro perfil de consumidor ideal, definido en base a la información demográfica, comportamiento e intereses que debería tener nuestro cliente. A través de él podrás construir un estereotipo de consumidor sobre el cual elaborar la estrategia de contenidos y captar su interés para adaptarnos a cada una de sus necesidades e inquietudes. Para definir este perfil de cliente ideal debe acudirse a preguntas como ¿cuáles son sus datos demográficos?, ¿cuál es su trabajo y rol en la empresa?, ¿cómo de grande es su empresa?, ¿qué habilidades tiene?, ¿cuál es su presencia en el canal digital?, etc.
  • Embudo de conversión: en este caso nos referimos a las fases por las que atraviesan los usuarios dentro del sitio web para dirigirse a un objetivo concreto, conociendo cuál es el interés del usuario a lo largo del contenido de nuestra web. Por ello, será importante delimitar entre adquisición, activación, retención, venta y referencia.

Una vez ya conocemos mejor cada uno de estos términos, los cuales serán fundamentales para la correcta implementación de una estrategia eficaz que nos ayude a dirigir al usuario hacia la venta desde nuestros perfiles de redes sociales, vamos a aportaros seis claves principales que debes tener en cuenta a la hora de desarrollar tu estrategia de contenidos:

  1. Crear tu perfil de cliente ideal o buyer persona. Tendrás que analizar correctamente cuáles son las características, necesidades e intereses de tu cliente objetivo como paso previo a la generación del contenido que sea capaz de resolver las inquietudes analizadas.

Sigue el siguiente mapa para describir paso a paso cada uno de tus buyer persona, y poder elaborar estrategias personalizadas:

  • Definir los puntos de dolor que posee nuestro buyer persona en cada una de las fases de la estrategia, lo que te ayudará a conocer el tipo de contenido que tendrás que ofrecer en cada una de ellas. A continuación definiremos algunos puntos de dolor que tendrás que identificar:
  • Financieros: tus clientes potenciales consideran que están invirtiendo mucho en uno de tus productos y servicios y solicitan reducir los costes.
    • Proceso de compra: complicaciones durante el proceso de compra de un cliente, por ejemplo, si en el momento de realizar el cobro existe un problema para realizar una transacción o bien no incluye facilidades en el método de pago.
    • Engagement: el contenido no genera interés o no genera las interacciones esperadas.
  • Marcar los hitos de tu estrategia de posicionamiento para conocer qué valores de tu marca quieres emplear para captar la atención del usuario y alinearlos con las necesidades e intereses del público objetivo.
  • Definir las líneas de comunicación que permitan cumplir los hitos de la estrategia, al mismo tiempo que den respuesta a las inquietudes de los usuarios y atraigan su atención para incorporarse a nuestro embudo de conversión.
  • Marcar objetivos cuantificables que nos permitan evaluar el contenido generado y la efectividad del mismo. Para ello, será necesario identificar qué metas deben cumplirse en cada una de las fases del embudo para controlar la efectividad de la estrategia: comunidad de seguidores, engagement, visitas a la web, recorrido del usuario, ventas y repetición de compra.
  • Analizar resultados para conocer cuáles son las fases con menos porcentaje de conversión y poder optimizar los contenidos.

Aplicando estas recomendaciones y manteniendo un correcto análisis de todo el proceso podrás ayudar a que tu comunidad de redes sociales te reporte un importante valor.

Si aún sigues encontrándote con dificultades para afrontar tu estrategia digital correctamente y tienes dudas sobre qué acciones pueden resultar más beneficiosas para tu marca, puedes consultar el servicio Extenda Marketing Digital en el siguiente enlace: https://www.extenda.es/marketing-digital/

Crazy4Media – Equipo de Consultoría Marketing Digital

Los comentarios están cerrados.